La historia de Alma: de paciente con diabetes a instructora

La residente de Chula Vista es la instructora principal del Programa de Prevención de la Diabetes de Scripps

El día que Alma Ayala de Chula Vista tomó su primera clase sobre diabetes en Scripps, llegó a casa con su esposo inmensamente feliz. Finalmente, Alma tenía la esperanza de que su diabetes no controlaría su vida.


"Literalmente llegué a casa llorando y le dije a mi esposo, '¿Puedes creer que no voy a perder mis riñones? ¿Puedes creer que no tendré que cortarme las piernas? ¿Puedes creer que no me voy a quedar ciega?’ Me estaba empoderando y preparando para tener un futuro mejor. Nunca podré expresar lo que esto significa para mí", recuerda Alma.


Veinticinco años después, Alma es la instructora principal del Programa de Prevención de la Diabetes de Scripps donde trabaja desde hace más de 17 años.

Proyecto Dulce

Antes de ser instructora comunitaria, Alma era una paciente con diabetes inscrita en Proyecto Dulce, un programa educativo y de ayuda para controlar la diabetes patrocinado por Scripps que operaba en clínicas comunitarias.


"Crearon el programa para ayudar a las personas con diabetes", recuerda Alma. "Magdalena, la instructora de entonces, también fue mi mentora y se lo agradezco. Ella me enseñó muchas cosas. Textualmente me llevó de la mano a ponerme una cita; fui a sus clases y para mí, eso fue lo mejor que pudo haberme pasado en la vida".


En Proyecto Dulce, Alma aprendió cómo controlar su diabetes a través de cambios en su estilo de vida y de nutricionistas, enfermeros e instructores. Ser parte del programa cambió por completo su vida y la inspiró a ayudar en una sesión.

Cómo funcionan las clases

En la clase, Alma guía a sus alumnos, tanto jóvenes como mayores, por una serie de pláticas, actividades grupales y experiencias prácticas de aprendizaje.


Algunos de los materiales educativos especiales que hay en la clase de Alma son comida de juguete, carteles que detallan información nutricional, marcadores, folletos y platos divididos en porciones que ella misma ha creado. Dicho en sus palabras, "La educación es igual a prevención".

 

Gracias al arduo trabajo de Alma y su compromiso, sus alumnos han recuperado la confianza en sí mismos para auto cuidarse y se han sentido motivados para ayudarla a enseñar. Una estudiante de la clase de Alma, María Ambriz, dice que fue gracias a esta clase que pudo bajar 19 kilos en cuestión de meses.

Marcando la diferencia

Alma piensa que no hay nada más importante que el acceso al conocimiento para las personas que más lo necesitan. "Quiero que todas las personas de la comunidad estén sanas. Al final de cuentas, nuestra misión es decir no a la diabetes tipo 2, y seguir esforzándonos para dar lo mejor de nosotros al programa y a la comunidad en diferentes idiomas, siendo los más comunes el inglés y el español".


"Incluso si las personas no tienen seguro médico, son bienvenidas", agrega Alma. "La mayoría de los programas que ofrecemos no cuestan nada. Así que cualquier persona que quiera mantenerse saludable es bienvenida con nosotros en Scripps".


Cuando se le pregunta por qué le gusta trabajar con y para las personas que tienen diabetes, Alma simplemente dice, "Soy apasionada de lo que hago porque sé que, a través de esto, mi vida ha cambiado y puedo ayudar a otras personas a tener la esperanza de que sus vidas también pueden cambiar".

Aprenda más

Tome el control de su salud y aprenda más sobre los programas Scripps Healthy Living, Prevención y Educación de la Diabetes. Llame al 800-727-4777 para inscribirse en una sesión de orientación con el Scripps Whittier Diabetes Institute.